Cuando se nota el embarazo de una gata

Cuando se nota el embarazo de una gata

Fotos semana a semana de una gata embarazada

Hay algunos signos clave que puede comprobar cuando se pregunte si su gata está embarazada, ya que estos síntomas se producen durante el periodo de gestación de las gatas. Conocer estos signos le ayudará a hacerse una idea más clara de lo que le ocurre a su felino.

El periodo de gestación de las gatas suele ser de entre 63 y 67 días, lo que equivale a unas 9 semanas. Si empiezas a notar cambios en el aspecto o el comportamiento de tu gata, como aumento de peso o dormir más de lo habitual, podría ser un indicio de gestación.

Siempre puede llevar a su gata al veterinario en cuanto observe alguno de estos cambios de comportamiento. Sin embargo, hay más signos y síntomas a los que debe prestar atención antes de llevar a su gata al veterinario.

Aparte del aumento de peso y de los hábitos de sueño, otros síntomas de las gatas embarazadas son el aumento del apetito, el comportamiento afectuoso, la construcción de nidos y los pezones hinchados. Echemos un vistazo más de cerca a otros signos reveladores del embarazo de una gata.

Los ciclos de celo normales de las gatas duran entre 10 y 14 días. Durante el celo, la gata suele mostrarse más cariñosa, se acicala con más frecuencia, maúlla más fuerte de lo habitual, marca su territorio con frecuencia y posiblemente pierda el apetito. Si el ciclo de celo se detiene repentinamente, es probable que su gata esté preñada.

¿Cómo actúan las gatas cuando están embarazadas?

Comportamiento afectuoso: Muchos dueños de mascotas dicen que notan un aumento del comportamiento afectuoso. Es posible que su mascota busque su atención con más frecuencia. Esto se debe a cambios hormonales y neurológicos. Comportamiento de anidamiento: Las gatas se preparan para el parto buscando lugares apartados y tranquilos para tener su camada.

  Cuando se van los vomitos en el embarazo

¿Cuánto tarda una gata en mostrar signos de embarazo?

Recomendado. Hay algunas pistas que también puedes notar. La barriga de la gata aumentará de tamaño unos 30 días después de aparearse. Otro síntoma que aparece a medida que avanza el embarazo, entre 2 y 3 semanas después de concebir, es que sus pezones se agrandan y enrojecen (también llamado “pinking up”).

¿Cómo son los pezones de una gata embarazada?

Antes del embarazo, los pezones de las gatas son prácticamente invisibles: son planos, de color bastante claro y casi siempre están ocultos por su pelaje. Sin embargo, los pezones de una gata preñada aparecerán más rosados, mostrando un contraste visible con cómo eran antes.

¿Se puede esterilizar a una gata embarazada?

Este artículo ha sido escrito por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y en la práctica de animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinarias por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica veterinaria de su ciudad natal.

Si sabe detectar estos cambios, puede ayudarle a determinar si su gata está realmente preñada. Sin embargo, la mejor forma de saberlo con certeza es, por supuesto, llevar a la gata al veterinario. A menos que se dedique profesionalmente a la cría de gatos, debería esterilizar a su gata: la superpoblación felina es un problema importante que provoca que muchos gatos tengan que ser eutanasiados cuando no encuentran un hogar.

Este artículo ha sido escrito por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y en la práctica de animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinarias por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica de animales de su ciudad natal. Este artículo ha sido visto 3.675.622 veces.

  Cuanto tarda en dilatar una embarazada

Gata embarazada de seis semanas

Tener gatitos es un momento muy emocionante y emotivo para usted y su gata. Antes de dar la bienvenida a un montón de pelo a su hogar, debe saber cómo saber si su gata está embarazada y qué puede hacer para que su embarazo sea lo más feliz posible.

Es importante recordar que, cuando se planea tener gatitos, la gata y su camada tendrán exigencias que habrá que estar preparado para atender. Para ayudarte a ayudar a tu mascota durante el embarazo y el parto, te contamos todo lo que necesitas saber sobre las gatas embarazadas.

Al igual que nosotros, las gatas tienen periodos de máxima fertilidad en los que pueden quedarse embarazadas, lo que se conoce como celo. Las gatas pueden entrar en celo aproximadamente una vez cada tres semanas, por lo que su mascota tiene muchas oportunidades de quedarse embarazada.

Si quieres evitar una camada inesperada de gatitos, te recomendamos que esterilices a tu gata antes de que entre en celo, ya que después puede quedarse preñada con mucha facilidad. Como criar una camada puede ser estresante para tu gata y caro para ti, te recomendamos que, si es posible, dejes la cría en manos de expertos.

¿Pueden los gatos detectar un embarazo?

Así que tienes una gata, no dejabas de hablar de que tenías que esterilizarla, te olvidaste, nunca lo hiciste, y ahora acabas de verla paseando con el Tom de tu barrio, lo que te trae aquí, buscando frenéticamente los signos del embarazo felino. Nos pasa a todos.

  Cuando crecen los senos en el embarazo

La mayoría de las veces, el embarazo felino puede ser una completa sorpresa, sobre todo porque los gatos son, por naturaleza, aventureros y tienden a pasearse lo suficientemente a menudo como para que no nos preocupemos por ello. Sin embargo, si tiene una gata, probablemente debería preocuparse, sobre todo si no está esterilizada.

La barriguita de una gata no se suele notar hasta pasadas unas semanas de embarazo, pero la idea de que su bebé tenga sus propios hijos puede ser abrumadora. Para aliviarle la carga, hemos enumerado 9 formas de saber si su gata está embarazada.

Es el primer signo posible de embarazo y puede producirse entre 15 y 18 días después de la ovulación. Antes del embarazo, los pezones de las gatas son prácticamente invisibles: son planos, de color claro y casi siempre están ocultos por el pelaje. Sin embargo, los pezones de una gata preñada aparecerán más rosados, mostrando un contraste visible con cómo eran antes.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad