Que son edemas en el embarazo

Que son edemas en el embarazo

Tipos de edema en el embarazo

El edema, comúnmente conocido como hinchazón, que se produce cuando se acumula un exceso de líquido en los tejidos, es muy frecuente durante el embarazo y suele afectar a los pies y los tobillos, dificultando o haciendo más doloroso el desplazamiento. El edema de pies y tobillos es más frecuente durante el tercer trimestre y desaparece con bastante rapidez después del parto, a medida que el cuerpo elimina el exceso de líquido. Una ligera hinchazón de pies y manos es perfectamente normal, pero una hinchazón excesiva o repentina podría ser un signo de preeclampsia, por lo que debes acudir al médico si notas una hinchazón extrema.

Hay una serie de factores que pueden contribuir al edema en las futuras mamás. Las mujeres embarazadas retienen más agua de lo normal y el útero en expansión ejerce presión sobre las venas de la pelvis y la vena cava, lo que hace que el flujo sanguíneo de las piernas sea más lento y se acumule líquido cerca de los pies.

Dado que la hinchazón se debe simplemente a la acumulación de líquido en las venas, es importante mantener los pies hinchados elevados por encima del nivel del corazón, lo que puede ayudar a drenar parte de la sangre de vuelta al corazón. Hacer ejercicio e, irónicamente, beber agua, puede ayudar a su cuerpo a hacer frente a la hinchazón de los pies. Los calcetines de compresión y la reducción de la ingesta de sodio también pueden ser beneficiosos. Si no es demasiado doloroso, el ejercicio también puede ayudar a aliviar las molestias. Si la hinchazón aparece sólo en una pierna, consulte a un profesional sanitario, ya que podría ser señal de un coágulo de sangre.

  Que evitar en el primer trimestre de embarazo

¿Cuándo debo preocuparme por los edemas en el embarazo?

Póngase en contacto con su matrona, médico u hospital inmediatamente si: la hinchazón aparece al principio del día o no baja cuando descansa. tiene la cara o las manos hinchadas. la hinchazón es mayor que la que ha tenido antes.

¿Cuándo empieza el edema del embarazo?

Aunque la mayoría de las mujeres embarazadas empiezan a notar cierta hinchazón (también conocida como edema) en manos, pies y tobillos a partir de la semana 20 y hasta el tercer trimestre, puede producirse en cualquier momento del embarazo.

¿Es normal el edema en el embarazo?

A partir del segundo trimestre puede producirse hinchazón. Es algo normal que ocurre mientras tu cuerpo satisface las necesidades nutricionales de tu bebé. Mientras esto ocurre, el flujo sanguíneo disminuye y se acumula líquido en los tejidos.

Causas de edema en el embarazo

A la mayoría de las mujeres se les hinchan los tobillos y los pies durante el embarazo. Es normal que te preocupe la hinchazón, ya que puede resultar incómoda, apretarte más el calzado y, posiblemente, hacerte sentir avergonzada. Saber qué hay que tener en cuenta y cuál es la mejor forma de controlarlo puede ayudarte a estar lo más cómoda posible.

Es probable que los pies y los tobillos se hinchen a última hora del día. Esto se debe principalmente a la gravedad: el exceso de líquido en el cuerpo se acumula en los pies y los tobillos, sobre todo si pasas mucho tiempo de pie.

Estos son signos de preeclampsia, es decir, hipertensión causada por el embarazo. Se trata de una enfermedad muy grave tanto para ti como para tu bebé, así que llama a tu médico o matrona lo antes posible. No esperes a la siguiente visita.

La mayor parte de la hinchazón es normal durante el embarazo y suele desaparecer después del parto. No obstante, si te preocupa algo, por pequeño o aparentemente insignificante que sea, habla con tu médico o matrona.

  Que ed un embarazo ectopico

Esta información es de carácter general y no debe utilizarse como consejo médico ni para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, ni con fines terapéuticos.

Hinchazón durante el embarazo: cuándo preocuparse

A la mayoría de las mujeres se les hinchan los tobillos y los pies durante el embarazo. Es normal preocuparse por la hinchazón, ya que puede resultar incómoda, hacer que los zapatos aprieten más y, posiblemente, hacer que te sientas avergonzada. Saber qué hay que tener en cuenta y cuál es la mejor forma de controlarlo puede ayudarte a estar lo más cómoda posible.

Es probable que los pies y los tobillos se hinchen a última hora del día. Esto se debe principalmente a la gravedad: el exceso de líquido en el cuerpo se acumula en los pies y los tobillos, sobre todo si pasas mucho tiempo de pie.

Estos son signos de preeclampsia, es decir, hipertensión causada por el embarazo. Se trata de una enfermedad muy grave tanto para ti como para tu bebé, así que llama a tu médico o matrona lo antes posible. No esperes a la siguiente visita.

La mayor parte de la hinchazón es normal durante el embarazo y suele desaparecer después del parto. No obstante, si te preocupa algo, por pequeño o aparentemente insignificante que sea, habla con tu médico o matrona.

Esta información es de carácter general y no debe utilizarse como consejo médico ni para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, ni con fines terapéuticos.

Tratamiento de los edemas durante el embarazo

Durante el embarazo normal, el agua corporal total aumenta de 6 a 8 litros, de los cuales de 4 a 6 litros son extracelulares, de los cuales al menos de 2 a 3 litros son intersticiales. En algún momento del embarazo, 8 de cada 10 mujeres presentan edema clínico demostrable. También se produce una retención acumulativa de unos 950 mmol de sodio distribuidos entre los compartimentos extracelulares maternos y el producto de la concepción. Así pues, los cambios en los factores que rigen el manejo renal del sodio y el agua acompañan a las alteraciones en las fuerzas de Starling locales, por las que se produce una caída moderada de la presión osmótica coloide del líquido intersticial (COPi) y un aumento de la presión hidrostática capilar (Pc), así como cambios en la hidratación de la sustancia fundamental del tejido conjuntivo. El edema es un criterio tradicional para diagnosticar la preeclampsia, pero ya no debe utilizarse porque su detección no es clínicamente útil. El papel de los diuréticos en la práctica obstétrica debería limitarse al tratamiento del edema pulmonar en la preeclampsia. La terapia de expansión de volumen en el embarazo conlleva el riesgo de edema pulmonar o cerebral, particularmente en el puerperio inmediato. El edema vulvar y el edema eritematoso asociado a la trombosis venosa profunda son complicaciones raras pero peligrosas del embarazo.

  En que mes empieza el tercer trimestre de embarazo

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad