Que parte puede comer una embarazada

Que parte puede comer una embarazada

Nutrición embarazo

Las verduras de todo tipo -y en todas sus formas- son beneficiosas para usted y su bebé durante el embarazo. Las verduras garantizan que tu cuerpo reciba la fibra, las vitaminas y los minerales que necesita. Lo mejor son las verduras frescas o congeladas, pero si optas por las enlatadas, asegúrate de elegir un producto bajo en sodio. ¡Cuantas más verduras, mejor! Si tienes aversión a las verduras, sobre todo en el primer trimestre, prueba a introducirlas a escondidas en los batidos.

Los alimentos ricos en proteínas favorecen el crecimiento del bebé y aportan al organismo los nutrientes necesarios para construir y reparar los tejidos, incluidos los músculos, el pelo, la piel y las uñas. Aunque las necesidades de proteínas varían de una persona a otra, una mujer embarazada necesita proteínas adicionales para el crecimiento de su bebé, especialmente en el segundo y tercer trimestre. El consumo regular de alimentos ricos en proteínas, como el pescado, el pollo, el pavo, los huevos, la mantequilla de cacahuete, los frutos secos y las legumbres, favorece el desarrollo sano del cerebro y el corazón del bebé.

Alimentos como el arroz integral, la quinoa, la pasta integral y los copos de avena son estupendos para comer durante el embarazo. Son ricos en fibra, hierro, vitaminas del grupo B y ácido fólico, todos ellos beneficiosos para el desarrollo físico. Los cereales también ayudan a aliviar el estreñimiento y las hemorroides.

Recetas para embarazadas

Para mantener un embarazo saludable, se necesitan aproximadamente 300 calorías extra al día. Estas calorías deben proceder de una dieta equilibrada de proteínas, frutas, verduras y cereales integrales. Los dulces y las grasas deben reducirse al mínimo. Una dieta sana y equilibrada también puede ayudar a reducir algunos síntomas del embarazo, como las náuseas y el estreñimiento.

  Cuando hacer test de embarazo

La mayoría de los médicos o matronas prescriben un suplemento prenatal antes de la concepción o poco después para asegurarse de que se cubren todas las necesidades nutricionales. Sin embargo, un suplemento prenatal no sustituye a una dieta sana.

El ácido fólico puede ayudar a reducir el riesgo de defectos del tubo neural, que son defectos congénitos del cerebro y la médula espinal. Los defectos del tubo neural pueden provocar diversos grados de parálisis, incontinencia y, a veces, discapacidad intelectual.

El ácido fólico es más útil durante los primeros 28 días después de la concepción, cuando se producen la mayoría de los defectos del tubo neural. Por desgracia, es posible que no se dé cuenta de que está embarazada antes de los 28 días. Por lo tanto, la ingesta de ácido fólico debe comenzar antes de la concepción y continuar durante todo el embarazo. Su médico o comadrona le recomendarán la cantidad adecuada de ácido fólico para satisfacer sus necesidades individuales.

La guía eatwell

Sólo necesitas entre 340 y 450 calorías más al día, y esto en la última etapa del embarazo, cuando el bebé crece rápidamente. No es mucho; con una taza de cereales y leche al 2% lo conseguirás rápidamente. Lo importante es que las calorías que ingieras procedan de alimentos nutritivos que ayuden al crecimiento y desarrollo de tu bebé.

¿Te preguntas por qué es razonable engordar entre 10 y 15 kilos (de media) durante el embarazo cuando un recién nacido sólo pesa una fracción de esa cantidad? Aunque varía de una mujer a otra, así es como pueden acumularse esos kilos:

  Cuando el hombre eyacula la mujer puede quedar embarazada

Por supuesto, los patrones de aumento de peso durante el embarazo varían. Es normal que aumentes menos si empiezas con más peso y más si vas a tener gemelos o trillizos, o si tenías un peso inferior al normal antes de quedarte embarazada. Más importante que la cantidad de peso que aumentes es lo que compone esos kilos de más.

Cuando estás embarazada, lo que comes y bebes es la principal fuente de alimentación de tu bebé. De hecho, el vínculo entre lo que consumes y la salud de tu bebé es mucho más fuerte de lo que se pensaba. Por eso los médicos dicen ahora, por ejemplo, que ninguna cantidad de consumo de alcohol debe considerarse segura durante el embarazo.

Plan de dieta para el embarazo

Hay algunos alimentos que no debes comer durante el embarazo porque pueden ponerte enferma o perjudicar a tu bebé. Asegúrate de conocer los datos importantes sobre los alimentos que debes evitar o con los que debes tener especial cuidado cuando estás embarazada. Los mejores alimentos son los recién cocinados o recién preparados.

No comas quesos blandos madurados con moho, como el brie, el camembert y el chevre (un tipo de queso de cabra) y otros de corteza similar. También debe evitar los quesos blandos de pasta azul, como el azul danés o el gorgonzola. Están hechos con moho y pueden contener listeria, un tipo de bacteria que puede dañar al feto.

Aunque la infección por listeria (listeriosis) es poco frecuente, es importante tomar precauciones especiales durante el embarazo, ya que incluso una forma leve de la enfermedad en una mujer embarazada puede provocar un aborto espontáneo, el nacimiento de un feto muerto o una enfermedad grave en el recién nacido.

  En que dia de la ovulacion puedo quedar embarazada

Puedes comer quesos duros como el cheddar, el parmesano y el stilton, aunque estén hechos con leche no pasteurizada. Los quesos duros no contienen tanta agua como los blandos, por lo que es menos probable que proliferen en ellos las bacterias. Muchos otros tipos de queso son aptos para el consumo, pero asegúrate de que están hechos con leche pasteurizada. Entre ellos están el requesón, la mozzarella, el queso fresco, el paneer, el haloumi, el queso de cabra y los quesos fundidos, como los quesos para untar.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad