embarazada-regalo

El embarazo es un momento muy especial para una mujer, particularmente cuando se trata del primer hijo. Pues, al tratarse de la primera vez, se vive cada paso con gran intensidad y nunca se olvida. 

Sin embargo, también es una etapa que puede generar algunos miedos y temores. Es una época donde hay muchos cambios para la mujer y su entorno. Además, algunas primerizas pueden afrontar eventualidades o condiciones específicas que producen aún más nervios en ellas. 

Es importante, aportar el máximo apoyo a las madres primerizas. Ayudarles a conseguir la confianza y seguridad que precisen de cara a los retos que la maternidad representa. Pues, sin duda alguna se trata de la labor más importante que desempeñarán en su vida. 

En este sentido, algunos regalos que se le pueden hacer a la madre cumplirán objetivos y cubrirán necesidades para el cuidado del recién llegado. Por ello, a continuación podrás ver algunas interesantes opciones que sin duda alguna, toda nueva mamá, y su bebé, agradecerán.

Portabebés de tela

Este es un obsequio que disfrutarán tantos las madres como sus pequeños. A diferencia de otras alternativas para portar al niño, este se ajusta perfectamente al cuerpo. Ofrece una manera estupenda de llevar al bebé sin riesgo de sufrir dolor de espalda u otras molestias. 

Además, soporta más de 15 kilogramos, permitiendo su uso a lo largo del desarrollo del recién nacido hasta los dos o tres años. Esto último dependerá de la marca y las características del infante. 

Por otra parte, a diferencia de otros portabebés, gracias a su forma constituida en tela fomenta el contacto entre la madre y su hijo. En definitiva, una herramienta que toda mamá primeriza debe tener a la mano. 

Almohada en forma de donut multifunción

Las almohadas donut son ideales para el bebé recién nacido, ya que contribuye en su salud postural. Permite así, que el descanso del niño sea óptimo, y no adopte una postura que a la larga puedan afectar su columna vertebral. 

Además, su forma garantiza que el niño permanezca recostado, sin peligro de caídas, ni accidentes. De esta forma, la mamá consigue autonomía para realizar algunos quehaceres, sin descuidar los movimientos de su hijo. 

Por otra parte, la tela suave y fresca evita que el pequeño se acalore, fomentando el descanso y la relajación. Asimismo, es súper práctico y fácil de llevar a todas partes. Indudablemente, este cojín se volverá rápidamente, uno de los imprescindibles de la madre primeriza. 

Bomba de lactancia manual

Durante los primeros años de maternidad, la lactancia ocupa una parte importante del día a día. Se debe lidiar constantemente con la acumulación de leche en los pechos, o bien con el caso contrario la falta de leche frente a un bebé hambriento. En ambos casos, la madre primeriza necesita una solución fácil y práctica. 

En este sentido, una bomba de lactancia manual, puede ser un gran aliado. Pues, permite extraer leche rápidamente. Basta con adherir al pecho, apretar y dejar que la naturaleza se haga cargo. De esta forma, se facilita la obtención de leche cuando ésta es escasa, o se retira el exceso cuando se produce de más.

A diferencia de otras alternativas más complejas, no le es necesario cables, ni baterías, y es muy fácil de esterilizar. 

Una mochila para llevar pañales

Algo que caracteriza a las madres primerizas es que necesitan llevar una gran cantidad de cosas consigo cuando salen de casa con el niño. No sólo la usan para llevar pañales, llevan varios biberones, diversas opciones de alimentos, juguetes, cambios de ropa, y más. 

Por ello, una pañalera tipo mochila que le permita meter todo lo que necesita para sentirse preparada y segura en cada salida, será un obsequio estupendo. Cuanto más grande sea, mejor. 

Además, las nuevas tendencias han traído consigo pañaleras en modelos muy prácticos y a la moda. Incluso las hay con puerto de carga USB para recargar la batería del móvil. 

Tiempo para ella

Quienes recién se inician en la maternidad pueden sentirse agobiadas y cansadas. Pues, no cabe duda que un bebé recién nacido puede demandar mucho trabajo y esfuerzo. Especialmente para quienes se preocupan de manera excesiva por los pequeños detalles, tal como suele suceder con las madres primerizas. 

Por ello, si se trata de una persona muy cercana, lo mejor a obsequiar será unas horas de descanso. Esto puede ser cuidando al bebé mientras ella va al gimnasio o simplemente disfruta de tiempo para sí misma. O simplemente, acompañarle en casa, dando tiempo para que se bañe, cocine o limpie con calma.

5 regalos que agradecerá toda madre primeriza