Manualidades, Portalápices divertidos

Manualidades, Portalápices divertidos

Manualidades, Portalápices divertidos

¡A los niños les gustan las manualidades casi tanto como verse guapos con su ropa infantil! Hoy os proponemos realizar portalápices creativos, una manualidad muy sencilla con la que además de hacer actividades con hijos, podréis reciclar materiales de uso diario y pasar un rato entretenido y divertido juntos.

Manualidades con niños: desarrollan su imaginación mientras se divierten

Las manualidades para niños son un excelente ejercicio pedagógico con el que los peques desarrollan su imaginación, aprenden a conocer los diferentes colores y texturas, entienden el significado de “reciclar”, y sobre todo, se entretienen y divierten.

Portalápices de cartón

Tan solo necesitas unos cuantos cilindros de cartón del papel higiénico o de cocina, y una base de cartón o plástico que puedes recortar de alguna caja de zapatos o de un brik de leche. Para que el portalápices quede más original, puedes pegar los cilindros de cartón, rectos o inclinados. Solo tienes que recortar pestañas en uno de los extremos y pegarlas sobre la base en la posición deseada. Por último, deja que los niños decoren a su gusto con gomets, pegatinas y dibujos divertidos.

Portalápices con botellas de plástico

Para esta manualidad, tu hijo necesitará un poco de ayuda. Corta una botella de agua de plástico un poco por debajo de la mitad y forra los bordes con cinta de carrocero o celo para que no corten. A continuación, pide a tus pequeños artistas que decoren el recipiente con purpurina, pintando florecitas y lunares pegando cintas de colores. También servirá como macetero para colocar una pequeña planta en su interior.

Portalápices con botones y lazos

¿Tienes una bolsa llena de botones y no sabes qué hacer con ellos? Hazte con una lata (por ejemplo, las del cacao soluble), quítales el papel exterior o fórralas con cartulina o goma eva. Separa los botones por tamaños o por colores. Después hay que irlos pegando por todo el contorno, creando filas de diferentes colores. Remata el borde haciendo una lazada con una cinta de raso. Además de portalápices servirá para meter tus agujas de punto o crochet, para meter botones, hilos o las tijeras de costura.

Porta pinceles maniquí

Para hacer el maniquí, utiliza el rulo de un rollo de cocina. En la parte posterior pega un palo de helado horizontalmente para formar los brazos. Haz un pequeño orificio en una pelota de ping pong. Inserta otro palo de helado y pégala también a la parte posterior del rulo de cartón para formar el cuello y la cabeza. Después pídeles que “vistan” al maniquí con las prendas infantiles que se te ocurran: bombachos, faldas, camisas etc. Utiliza trozos de tela, papel de aluminio, cartulinas y diferentes materiales que tengas en casa. ¡Tu maniquí artesanal se convertirá en un divertido portapinceles!

Descubre la nueva moda infantil hecha a mano para niños, niñas y bebés.

 Macali: Confección de moda infantil con diseños propios hechos en España.

 

Deja un comentario